Piscina Nueva

En GUNISAN PISCINAS somos especialistas en el diseño y construcción de piscinas, taludes y muros de contención a través de la técnica del gunitado.

¿Qué es el gunitado?  

La técnica del gunitado es un sistema constructivo consistente en proyectar hormigón con un “cañon” o manguera a alta presión  pudiéndose, así, construir sobre cualquier tipo de superficie, inclusive sobre tierra, con el fin de conseguir un muro continuo que ofrezca mayor resistencia con un menor espesor.

La mayor ventaja del gunitado es la resistencia obtenida por metro cuadrado, es decir, con menos material mayor resistencia y durabilidad ya que el hormigón que se “proyecta” es de gran calidad. También revierte en la firmeza de la estructura que se encuentra gunitada con cemento al obtener una capa compacta y sólida.

El gunitado ha revolucionado el mundo de la construcción de piscinas, ya que a lo anteriormente citado hay que añadir que se logra una impermeabilización total y una estanqueidad óptima del vaso de la piscina al existir menos poros en las paredes del mismo.

Gracias a la versatilidad de ésta técnica se pueden construir piscinas de diseños originales aún teniendo formas complicadas para las técnicas tradicionales, con un acabado de alta calidad.

¿Cómo se construye una piscina gunitada?  

Determinamos el emplazamiento más adecuado dependiendo, en gran medida, del espacio disponible.

Definimos las medidas y profundidades. Las medidas más utilizadas suelen ser de 1,20 m en la zona menos profunda hasta los 2m en la más profunda.

Comprobamos  la estabilidad, compacidad e impermeabilidad del terreno.

Aplicamos piedra machacada para la limpieza de la solera y formación de pendientes.

Insertamos acero corrugado en barras de diámetro 10mm. y plancha mallazo doble.

Electrosoldado sobre encofrado rígido para garantizar la geometría del canto  y la posición correcta de la armadura.

Aplicación de Hormigón (gunita en espesores entre 0,15 y 0,20mm.) en estructura laminar y proyectado sobre solera y paredes.

Colocación de la albardilla o coronación de la piscina en piedra artificial, barro o grés.

Colocación de los revestimientos en azulejo, gresite o pintura.

Colocación del equipo de depuración y de los complementos decorativos de la piscina.